La Palma, algo mas que el Volcán Cumbre Vieja

El dragón

Todo empezó con un ¿por qué no nos vamos a ver el Volcán Cumbre Vieja?. La idea quedó ahí, era «peligroso» nos decían, la idea seguía rondando la cabeza y de repente todo se precipitó. ¿Nos vamos? ¡Nos vamos! y empezaron los problemas, días antes de salir el volcán empezó a apagarse y a expulsar gases y ceniza. Cambió la dirección del viento y el aeropuerto cerrado. Eso no nos iba a detener. Vuelta a empezar, cambiamos el viaje, iríamos a Tenerife y de allí Ferry a La Palma. Dicho y hecho, en 2 horas estaba todo planeado y salíamos al día siguiente.

Lo primero que nos impactó fue que desde el avión, llegando a Tenerife, se pudiera ver el humo del volcán.

Lo siguiente fue nada mas llegar al puerto de La Palma la ceniza que caía constantemente. Esta no era tal y como pensábamos, era arenilla que caía y se metía por todas partes, el pelo, los ojos… Pero no nos dimos cuenta de la inmensidad hasta el día siguiente al levantarnos y salir a desayunar cuando vimos el alcance de tanta ceniza. Todo lo cubría un manto negro, era desolador.

Y lo mas impresionante es que casi desde cualquier parte de la Isla de la Palma se podía ver el humo del volcán. Empezamos nuestra toma de contacto con la isla recorriendo alguno de los miradores que nos habían recomendado y aprovechando para ver las bellezas de la misma, que para algo la llaman la Isla Bonita. Así que tomamos rumbo al Roque de los Muchachos, uno de los miradores mas espectaculares, desde el que no solo se veía el volcán sino casi toda la isla.
El primer mirador en que paramos fue el Mirador de los Andenes. Un sitio espectacular situado a pocos km del del Roque de los Muchachos, en la cara norte de la Caldera del Taburiente y desde donde disfrutamos de unas maravillosas vistas del cauce del Barranco de las Angustias, de la Reserva Natural Integral del Pinar de Garafía y por supuesto la primera vista del Volcán Cumbre Vieja.

Continuando nuestro camino hacia el Roque de los Muchachos, el punto mas alto de la isla con 2420 m, nos encontramos el Observatorio Astrofísico del Roque de Los Muchachos (ORM), uno de los complejos de telescopios más completos del mundo, además de una de las mejores vistas sobre el Parque Nacional de la Caldera del Taburiente.

Continuamos camino del primer mirador en el que nos habían dicho podríamos ver el Volcán Cumbre Vieja, el Mirador del Time. Este se encuentra en el municipio de Tijarafe a 594 metros sobre el nivel del mar y con inmejorables vistas del valle de Aridane. Desde este mirador, como ya he dicho se puede observar en primer plano el pueblo de Los Llanos de Aridane y Tazacorte y al fondo una panorámica del Volcán Cumbre Vieja y todo el camino de lava (colada) hasta el mar. Una vista que nos dejó realmente impresionados ya que fue nuestro primer encuentro con el volcán.

La noche no prometía mucho, según nos contaron unos técnicos de la televisión Canaria que estaban en el Mirador del Time, pero como nos cogía de camino, nos acercamos hasta el Mirador de Tajuya a ver si teníamos alguna imagen un poco mas nítida, pues al soltar casi todo ceniza y humo, poco se podía ver y que cual sería mi sorpresa cuando nada mas montar el trípode vi un rayo saliendo del volcán, sin casi tiempo de enfocar disparé y premio, una foto de muy mala calidad, pero con el rayo. Esto es un hecho muy peculiar, ya que dada las características de este volcán, no estaba previsto que tuviera actividad eléctrica, pero según mencionan en «El Mundo»: «Del volcán no sólo emanan materiales sulfurosos, también expulsa gases como el vapor de agua, así que dentro del penacho hay tanto piroclastos como agua, dice Viñas. El proceso físico que está detrás es el mismo que ocurre en el interior de las nubes de tormenta cuando se carga de electricidad, lo único que cambia son los materiales que chocan: La fricción entre los granizos y las gotas de agua enfriada ionizan el aire. La separación de cargas -positivas y negativas- dentro de la nube causa una diferencia de potencial que acaba provocando la descarga eléctrica». Y aunque la noche, fotográficamente hablando no dio para mucho, si que conseguí la foto.

Tengo que hacer un inciso para comentar que las mañanas las dedicábamos a viajar y hacer turismo por toda la Isla de la Palma y que al atardecer era cuando nos acercábamos a los miradores para apreciar la belleza del volcán. Este segundo-tercer día, no prometía mucho. Empezó la mañana con agua y viento. La idea era ir recorriendo la zona oeste de la Isla hasta el Bosque de los Tilos, uno de los bosques de laurisilva más importantes del archipiélago canario y hacer alguna ruta para al final terminar en la Cascada de los Tilos, pero lo dicho, el tiempo era tan sumamente malo que al final nos conformamos con ir solo desde el Centro de visitantes a la cascada. Es una ruta muy sencilla y corta pero que ofrece un paisaje realmente espectacular.

La Isla de la Palma no solo vive del turismo, el mayor peso de su economía recae en la agricultura, especialmente en el plátano y por eso nos acercamos a una de las plantaciones para ver cómo les estaba afectando. Dichas plantaciones se hacen sobre terrazas fabricadas artificialmente y producen unos 145 millones de kilos de plátanos al año, más de la mitad, 80 millones, en la zona oeste de la isla, donde se encuentra el volcán, y mas exactamente, en el Valle de Aridane, 15.000 personas viven directamente o indirectamente del plátano. En aportación económica suponen más de 100 millones de euros anuales. Asprocan, señala que los daños tanto de la lava como la ceniza (por el rayado que esta produce sobre la piel de la fruta, que la convierte en “no comercial), así como por el corte del suministro de agua, pueden llegar a afectar a unas 500 hectáreas de plataneras. Así que aquí os dejo también mi pequeño homenaje a esas plantaciones. Y no olvidaros que un plátano al día es energía.

Al atardecer dejó por fin de llover algo y nos acercamos hasta el Mirador de Tajuya pues habíamos oído que el volcán había vuelto a rugir y había abierto otra boca. Justo antes de llegar empezamos a ver la magnitud de lo que estaba pasando. El volcán ya no echaba humo, estaba en todo su esplendor derramando cientos y cientos de litros de lava. Era el espectáculo mas maravilloso y horrible que podíamos imaginar, tan hipnótico que no había forma de quitar la vista del mismo.

Un día antes en el Mirador del Roque de los Muchachos mantuvimos una conversación con una pareja que nos dijo que se había estado toda la noche observando el volcán que era hipnótico, pues certifico que así fue.

Podría subir cientos de fotografías mas, pero creo que como elemento gráfico del poder destructor del volcán, a la vez que de su belleza, es suficiente.

No quiero acabar sin un toque de esperanza. La Isla de la Palma es una isla volcánica. Con una edad geológica estimada en 2 millones de años, es una de las más jóvenes del archipiélago. Surgió de un volcán submarino situado a 4000 metros bajo el nivel del mar. El Volcán Cumbre Vieja no ha sido el único que ha entrado en erupción. Están los de Tajuya, Tacande, San Martín, El Charco y Fuencaliente, cuyas erupciones se remontan entre el siglo XVI y el XVII y mas recientemente los de San Antonio, San Juan y el Teneguía, este último sufrió una erupción en 1971 que duro solo del 26 de octubre al 18 de noviembre y como está en el sur de la isla los daños materiales fueron muy pocos, algunos cultivos de vid de la zona, destruyó una playa, alguna vía de comunicación y alguna vivienda. Como la lava se vertió prácticamente en su totalidad al mar, hizo crecer la superficie de la isla en unos dos millones de metros cuadrados y creo una nueva playa. Este espacio de tierra nueva fue declarado Monumento Natural por la Ley de Espacios Naturales de Canarias, y es uno de los grandes atractivos de la isla.

Y ya el último día, antes de coger el Ferry y volver a Tenerife, dimos una vuelta por la capital de la Isla, Santa Cruz de la Palma, situada en el extremo occidental de la Isla, es la capital de la Palma y es uno de los núcleos urbanos mas bellos de las Islas Canarias. En 1975 fue declarada conjunto-histórico-artístico. Perderse en sus calles con sus bonitas casas de colores o dar un paseo por su playa de arena negra o disfrutar del paseo marítimo y de sus balcones bellamente adornados de flores, es una de las cosas que no nos podíamos perder.

Se me quedan muchas cosas en el tintero, vivencias, emociones, que solo los que hemos estado allí y lo hemos vivido podríamos comprender. Como dicen las imágenes valen mas que las palabras.

Solo me queda agradecerles a mis compañeros de fotografía, ya mas que amigos, que insistieran en el viaje pues es una de las experiencias mas bonitas que he tenido la oportunidad de vivir y que hayan hecho tan fácil la convivencia.

Taller fotográfico floración del melocotón

Aprovechando que estamos casi en la época de la floración del melocotón, albaricoque y ciruela, entre otros, lo que confiere a los valles un colorido espectacular de rosas, blandos y verdes, he preparado un nuevo taller para ir a disfrutar de los bellos paisajes de Cieza. Os cuento un poco, es un taller de dos días por la distancia que hay. En principio había pensado dos fechas: jueves 3 y viernes 4 ó viernes 4 y sábado 5 de marzo. No pongo sábado y domingo pues en esas fechas sí que es imposible andar por los campos y hacer una foto medianamente en condiciones. Os podéis apuntar a cualquiera de las 2 fechas y si hay un mínimo de 5 personas, haría las dos fechas.

Saliendo de Madrid sobre las 7 de la mañana llegaríamos a Cieza a media mañana (son 375km, se tarda aprox. 3 horas y media), se puede aprovechar todo el día, tomando un bocadillo a mediodía, cena temprana y paseo nocturno por Cieza … o fotografía nocturna. No tenemos luna así que se podría hacer circumpolar o alguna práctica de iluminación nocturna. Al día siguiente nos acercaremos a la Cueva de La Serreta, un sitio muy interesante pues es una cueva-sima en el que se halla el único hábitat y casa romana de Levante, además de ver pinturas rupestres bastante bien conservadas datadas del Eneolítico y declaradas Patrimonio de la Humanidad. Vuelta a Cieza para seguir fotografiando el entorno. Comida y regreso a Madrid.

El precio del taller es de 100,-euros. Hotel no incluido.

Noche de hotel individual del jueves en Cieza: 70,-euros, doble compartida 80,-euros y la del viernes individual: 75,- y doble compartida 85,-euros.

También hay una opción mas económica para el hotel que sería en Abarán a 10min. de Cieza. Precio en habitación individual es de 55,-euros  y de 66,-en doble compartida, IVA incluido.

El plazo para reservar el taller es hasta el 21 de febrero, pues tengo que cerrar el hotel y las entradas a la Cueva de la Serreta. La reserva sería de 50,-euros y me podéis contactar tanto por correo a: josefacalzado@gmail.com ó por WhatsApp al 687034282.

Mínimo de asistentes: 5 personas. Máximo: 10

Si queréis ver lo que dio de si el pasado taller, pinchar aquí;  Cieza, floración del melocotón y Valle del Ricote | Josefa Calzado (josefa09.com)

Navidad en Madrid

Puerta de Alcalá

Después de un año sin poder disfrutar de Madrid en Navidad, este año he hecho una pequeña incursión para aprovechar esta bella ciudad en Navidad. Empezando por el Retiro, continuando por la Puerta de Alcalá (Patrimonio Mundial), siguiendo por el Paseo de Recoletos hacia Colón y pasando por el Ayuntamiento de Madrid, Cibeles y el Edificio Metrópolis en la confluencia con Alcalá y Gran Vía.

La tarde-noche no dio para más, pero volveré otra tarde a terminar la visita por el centro de Madrid.

Ruta del Mimbre

Campos de mimbre

El mimbre es una fibra natural que se obtiene de un arbusto de la familia de los sauces (género Salix, principalmente S. viminalis, pero también S. fragilis y S. purpurea) y que se teje para crear muebles, cestos y otros objetos útiles, pero a nosotros lo que nos encanta es su color rojo, ese color tan intenso que llegado el otoño cubre los campos y es todo un espectáculo de la naturaleza, así que vamos a aprovechar ésto para realizar un taller fotográfico de paisaje en las tierras de la Alcarria y la Serranía Conquense, lo que se conoce por la ruta del mimbre, además, si tenemos suerte podremos ver también los típicos “tipis” que son esas especies de cabañas en que colocan el mimbre para secarlo y prepararlo para ser usado en la elaboración de muebles, cestos, y mil productos artesanos más.

¿Cuando? El taller tendrá lugar el sábado 20 y domingo 21 de noviembre.

¿Qué vamos hacer? El sábado 20 quedaremos en Priego a las 09:30 y nos acercaremos al rio Escabas y al puente Allende con su calzada romana, visitaremos una cueva de roca de toba, formadas por las aguas y en constante crecimiento y para terminar veremos un taller artesanal de alfarería regentado por uno de los alfareros mas importantes de Priego que nos hará una demostración de este arte. Ya por la tarde nos acercaremos hasta los campos de mimbre y cuando caiga la noche la aprovecharemos para practicar fotografía nocturna en el bello Convento de Ntra. Sra. del Rosal.
El domingo 21 lo dedicaremos para seguir haciendo fotografía de los campos de mimbre y si da tiempo nos acercaremos hasta el nacimiento del Rio Cuervo para hacer fotografía de larga exposición. Allí comeremos y fin del taller.

¿Qué vamos a aprender? Básicamente fotografía de paisaje, utilización de filtros, encuadre, enfoque y algo de fotografía nocturna, hiperfocal, enfoque y encuadre en la noche, etc.

¿Qué necesitamos saber? Únicamente conocimiento de vuestra máquina. Del resto me encargo yo.

¿Qué equipo necesitamos? Cámara con un objetivo mas o menos angular y un tele corto. Filtros degradado para el atardecer y de densidad neutra para la larga exposición. Disparador remotoTrípode, una buena batería (mejor llevar 2 pues no sabemos cuando vamos a poder cargarlas) y no olvidar la tarjeta de memoria. Además, un frontal y/o linternaLinterna de luz cálida y de luz fría para iluminar (esto es opcional, solo quien lo tenga). Calzado y ropa cómoda, prendas de abrigo pues en la noche refresca y algún chubasquero pues por la fecha y la zona nos puede caer algo de agua.

Precio; 110,-euros. Descuento para clientes: 10%.
El hotel y la comida es aparte y la tarifa por día es: 45,-euros en habitación doble compartida y 57,-euros en habitación individual, media pensión. También podéis reservar directamente en el Hotel Río Escabas de Cañamares, preguntar por Yolanda y decir que vais al taller de Josefa Calzado.
Para realizar la inscripción deberás realizar un ingreso de 50 Euros en concepto de señal.

Mínimo de asistentes: 5, máximo 10.

Para mas información podéis enviar un correo a josefacalzado@gmail.com 

Taller de planificación y fotografía de la luna llena

Luna llena azul

¿Quieres aprender hacer fotos como estas?

Pues en el próximo taller de fotografía de la luna llena te enseñaré cómo.

Tendrá dos partes, una teórica a través de zoom en la que os enseñaré mi flujo de trabajo. Cómo planificar la foto en el ordenador, y otra práctica en la que nos acercaremos a una ubicación donde podamos poner en práctica lo aprendido.

¿Cuando? martes 19 de 18:00 a 20:00 la clase teórica y miércoles 20 desde las 18:30 hasta las 20;30 la clase práctica.

¿Qué necesitamos saber? Únicamente conocimiento de vuestra máquina. Del resto me encargo yo.

¿Qué equipo necesitamos? Cámara con un objetivo tele con una distancia focal mínima de 300mm., disparador remoto, trípode, una buena bateríatarjeta de memoria con capacidad mediana, vamos hacer un montón de fotos, frontal y/o linterna. Además, recomiendo llevar ropa de abrigo y calzado de campo.

¿Qué vamos a aprender? Pues como ya he dicho antes, aprenderemos a planificar desde 0 una fotografía de la luna llena ó sol, que luego podréis aplicar ya sea en la puesta o la salida. A enfocarencuadrar y los parámetros necesarios para que al final puedas hacer la foto planificada.

Precio; 50,-euros con la planificación.
También os podéis apuntar a un solo taller: Planificación: 20,.euros, salida de la luna: 30,- euros. Descuento para clientes: 10%
Para realizar la inscripción deberás realizar un ingreso de 30,- euros en concepto de señal.

Punto de encuentro se os notificará por privado una vez confirméis la reserva con el ingreso del importe del taller.

Grupos reducidos: mínimo de asistentes: 5, máximo 10.

Para más información  y reserva enviar un correo a josefacalzado@gmail.com 

No me hago responsable de ningún daño causado durante el taller, ya sean bien de carácter físico y/o material, excluyéndome de cualquier responsabilidad. El responsable de su equipo será siempre el propietario/asistente.

Fotografía de otoño, fotografía de paisaje

Hayedo de la Pedrosa

Con la llegada del otoño empezamos una época espectacular para la fotografía de paisaje, así que vamos aprovecharlo para practicar esta modalidad.

Nos acercaremos a alguno de los hayedos que tenemos cerca de la Comunidad de Madrid, tales como el Hayedo de la Pedrosa o el de la Tejera Negra para fotografiar el otoño con sus tonos dorados, amarillos, marrones y ocres del paisaje formado por hayasroblesavellanosacebos, servales de cazador, etc.

¿Cuando? 26 de octubre, dependiendo de las condiciones climáticas podría moverse de día.

¿Qué necesitamos saber? Únicamente conocimiento de vuestra máquina. Del resto me encargo yo.

¿Qué equipo necesitamos? Cámara con un objetivo mas o menos angular y otro un poco mas tele. Filtros polarizador, ND y degradado para el atardecer. Disparador remotoTrípode, una buena batería (mejor llevar 2 pues al estar todo el día en el monte no habrá donde cargarla) y una tarjeta de memoria con capacidad mediana, vamos hacer un montón de fotos. Debido al tiempo en esta época del año, recomiendo llevar ropa de abrigo, chubasquero y calzado de campo.

¿Qué vamos a aprender? Pues como ya he dicho antes, aprenderemos a enfocar encuadrar un paisaje. Hacer una hiperfocal, utilización de filtros en la fotografía de paisaje. hacer panorámicas y si se da el caso alguna seda en los arroyos que cruzan el hayedo.

Precio; 60,-euros, Descuento para clientes: 10%
Para realizar la inscripción deberás realizar un ingreso de 30 Euros en concepto de señal.

Mínimo de asistentes: 5, máximo 10.

Para mas información  y reserva enviar un correo a josefacalzado@gmail.com 

Atardecer, Vía Láctea y Circumpolar

Circumpolar

¿Queréis aprender a hacer fotos como estas?

Pues repetimos taller, ya que el mes pasado la meteorología no lo permitió, vamos a ver si este mes de octubre tenemos mas suerte, ya que será de la última Vía Láctea del año. Se trata de un taller en el que aprovecharemos los cielos espectaculares de Toledo y haremos atardecer y cuando sea noche cerrada Vía Láctea y Circumpolar. Además aprenderemos a enfocar en la noche (hacer la famosa hiperfocal) y a encuadrar. Y para los que quieran mas, les daré un pequeño curso de revelado de Vía Láctea y Circumpolar.

¿Cuando? El taller tendrá lugar el jueves 30 de septiembre, si el tiempo lo permite. Sino se pasaría a la semana siguiente.

¿Qué necesitamos saber? Únicamente conocimiento de vuestra máquina. Del resto me encargo yo.

¿Qué equipo necesitamos? Cámara con un objetivo mas o menos angular. Con un 24mm es suficiente. Filtro degradado para el atardecer. Disparador remoto. Trípode, una buena batería (mejor llevar 2 pues la circumpolar casi necesita una batería nueva) y una tarjeta de memoria con capacidad mediana, la circumpolar necesita una media de 100 fotos. Además, un frontal y/o linterna. Linterna de luz cálida y de luz fría para iluminar (esto es opcional, solo quien lo tenga). Calzado y ropa cómoda y alguna prenda de abrigo pues en la noche refresca.

¿Qué vamos a aprender? Pues como ya he dicho antes, aprenderemos a enfocar y encuadrar en la noche. Hacer una hiperfocal y a iluminar un escenario nocturno. Y por supuesto a fotografiar una puesta de sol, sacar las estrellitas al sol, hacer una Vía Láctea y una circumpolar.

Precio; 60,-euros. Descuento para clientes: 10%
Para realizar la inscripción deberás realizar un ingreso de 30 Euros en concepto de señal.

Mínimo de asistentes: 5, máximo 10.

Para mas información podéis enviar un correo a josefacalzado@gmail.com 

Un pequeño paseo por Cantabria

Panorámica desde Cabo Mayor

Hacía ya unos años que no subía a Cantabria y no me acordaba de esos verdes infinitos, de ese mar tan limpio, de esos cielos espectaculares. En definitiva, de esa naturaleza tan brava que tiene.

Fue un viaje corto, solo 3 días, pero bien aprovechados en los que tuvimos, lluvia y sol, como está mandado, Días de chubasquero y días de baño, sorprendentemente en un Mar Cantábrico de aguas cálidas.

Empezaremos el primer día en la localidad de Somo. Esta se asienta en la bella Bahía de Santander y pertenece al municipio de Ribamontán del Mar, conectada con Pedreña mediante el conocido Puente de Somo y con Santander a través de un servicio de lanchas que llegan allí en poco más de media hora. Lo que más llama la atención en Somo, es un arenal de unos 2 kilómetros que se extiende desde las dunas de El Puntal hasta la playa de Loredo y que, gracias a su intenso oleaje, es un paraíso para practicar surf. El Puntal, crece cada año unos10m debido a las sedimentaciones que arrastra el rio Miera.

De la mano de Bahía de Santander, nos adentramos en la Duna del Puntal, por la zona del estuario, aprovechando que había marea baja para conocer el sistema dunar y ver la riqueza de su flora y fauna. Esta zona es famosa además por el marisqueo ya que puede producir hasta 3 toneladas de marisco. Gracias a la pleamar y la bajamar que se produce cada 6 horas, aquí se crían sin peligro de los grandes depredadores una variedad muy grande de marisco,

Y sin más, os dejo una muestra del recorrido.

Descansados de la mañana, retomamos la excursión por los acantilados de Langre. Bonito paseo desde Somo el que dimos, pero se puede acortar y dejar el coche cerca de la Posada de Langre y desde ahí empezar a bordear los acantilados.  Langre se asienta en un espectacular paraje natural en el que destacan la playa, los verdes prados de la zona y los acantilados que terminan de forma brusca frente al mar.

Segundo día del paseo por Cantabria, nos acercamos hasta el Faro de Cabo Mayor, El faro preside la entrada a la Bahía de Santander y está situado en el extremo noreste de Santander. La zona en la que se localiza el Faro de Cabo Mayor forma parte de un área más extensa constituida por los promontorios de Cabo Mayor y Cabo Menor. La configuración física de este espacio viene definida por su particular geomorfología, marcada por las playas y acantilados de su borde costero y un accidentado relieve con cotas máximas de 50 metros de altura sobre el nivel del mar. Desde el faro sale un camino que lleva al mirador de Cabo Mayor donde se pueden ver una de las mejores vistas de la Costa Cántabra: el Pico del Gallo, El Burro, Cabo Menor y al fondo la Bahía de Santander y la Isla de Mauro.

Un paseíto por la capital Cántabra, Santander antes de comer, empezando por la Catedral de Santander, el Mercado de la Esperanza, la Iglesia del Sagrado Corazón. el Centro Botín, Paseo Pereda y paseo marítimo hasta los Raqueros, curiosas estatuas en homenaje a los niños que se tiraban a bucear para recoger las monedas que la gente tiraba al mar, obra del escultor santanderino José Cobo Calderón. Continuamos hasta el Dique de Gamazo y subimos hacia Reina Victoria para continuar hasta la Playa de la Magdalena, Los Peligros y Los Bikinis. Santander tiene mucho mas, El Palacio y la Península de la Magdalena, el Museo Marítimo, uno de los museos marítimos más completos e importantes de Europa, y por supuesto perderse en su precioso casco histórico, pero eso lo dejaremos para próximas visitas a la capital de Cantabria.

Por la tarde nos la tomamos libre para remojarnos en las maravillosas playas que podemos encontrar aquí.

Ya en la última mañana, antes de volver a Madrid, nos dimos un paso por el famoso Faro de Ajo, donde nos cayó tal cantidad de agua, que casi tenemos que aprender a nadar allí mismo. El Faro de AJo tiene una altura de 10,73 metros y 71 metros sobre el nivel del mar, pero lo que realmente llama la atención de él  es su estética. En el mes de agosto del año 2020, el artista de origen cántabro Okuda San Miguel se encargó de remodelar su fachada y de decorarla según su propio estilo. El resultado es espectacular. Tanto, que resulta difícil imaginar que en el mundo sea posible encontrar un faro similar. Pero si vienes hasta aquí, mejor hacerlo por la tarde para disfrutar del espectacular atardecer que se contempla desde aquí, eso sí, si la lluvia y las nubes lo permiten.

Como ya he dicho, la lluvia no nos permitió hacer mucho mas y no podíamos acabar el viaje sin acercarnos a la bonita localidad de Liérganes, un pueblo con leyenda: la leyenda del hombre pez, cuyo verdadero nombre era Francisco de la Vega Casar.  Cuenta la leyenda que después de que muriera su padre, su madre le mandó a Bilbao, para que aprendiera el oficio de carpintero. La idea era que el muchacho pudiese ayudar a mantener a la familia, pero un día Francisco se fue un día a nadar al río Miera con unos amigos y como era un nadador nato, cuando se fue nadando río abajo, ninguno de sus compañeros se preocupó.
Pasados cinco años, empezaron a aparecer informes de una criatura con cabeza de hombre y partes de pez, que fue vista en las costas de Dinamarca. Poco después también se le avistó en el canal de la Mancha.
Finalmente unos pescadores lo capturaron en Cádiz, utilizando redes y migas de pan. Lo que llamó más la atención fue que el hombre tenía el centro del pecho y la zona de la columna cubierta de escamas.
Interrogado por el Santo Oficio en el convento de San Francisco, la única palabra que la Inquisición pudo sacarle al hombre pez fue: “Liérganes”. A raíz de esa respuesta, un funcionario llevó a Francisco al pueblo de Cantabria, donde fue reconocido por su madre.
El hombre pez vivió allí nueve años, una parte de los cuales trabajó como cartero. Su comportamiento siguió siendo excéntrico: no hablaba con nadie y a veces entregaba las cartas mojadas. Finalmente, volvió al mar y no se supo más de él. Y hasta aquí esta bonita historia. Ahora que cada uno la interprete como mas le guste

Y acabo con estas dos postales típicas de Liérganes, el Puente Mayor y las Tetas de Liérganes.

El Puente Mayor o Puente Romano como se le conoce allí (aunque no lo es), tiene un único ojo, construido sobre el cauce del río Miera y comunica los barrios de El Mercadillo y El Calgar. Bajo este puente se encuentra un antiguo molino, que hoy alberga el Museo del Hombre Pez, y la escultura de dicho personaje.

Los Picos de Busampiro que por su peculiar diseño antropomorfo, su nombre oficial se ha visto alterado por el popular «Tetas de Liérganes«, Estas son unas elevaciones rocosas que reciben el nombre de Marimón y Cotillamón. A su alrededor se originan pequeños bosques donde dominan los castaños, los robles y los fresnos.

No dio tiempo a mucho más, un pequeño paseo por el pueblo, visita al mercadillo y degustación de su buena gastronomía.

Espero que hayáis disfrutado tanto como yo de este rápido paseo por una pequeña parte de Cantabria.

Un día entre amapolas… blancas

Flor de la amapola

Llevaba tiempo buscándolas, buscando amapolas… blancas y este año las encontré gracias a un amigo que nos llevó allí.

Cuando uno piensa en amapolas siempre le viene la imagen el color rojo, el de un campo totalmente rojo, pero pocos imaginan la belleza del campo de amapolas blanco. Sin saber nada de botánica, si sé que estas amapolas son conocidas como adormidera, amapola blanca y amapola real, aunque su nombre científico es “papaver somniferum”.

La razón por la cual son tan conocidas es por los alcaloides, que son unos compuestos químicos sintetizados que se encuentran en las plantas y poseen una acción fisiológica que tiene efectos psicoactivos, ocasionando cambios intensos en el sistema nervioso central y generando alteraciones en sus funciones, es decir, que son opiáceos. Hay datos de que su cultivo se daba en la edad de piedra y se dice que es originaria del este y el sur Mediterráneo en Europa. En la actualidad, su uso está restringido y solo agricultores específicos tienen acceso a la producción y cultivo y la mayoría está dirigida a la creación de medicamentos.

Y hasta aquí la parte didáctica, ahora os dejo con las fotos, que es lo mío:

Aunque estaban un poco pasadas, espero que la belleza de estas amapolas blancas os hayan gustado.

Superluna llena de abril, luna rosa

Superluna llena, luna rosa

El pasado 27 de abril fue la segunda luna llena de la primavera y fue la primera superluna del año. Esto significa que su tamaño es algo más grande Esto se debe a la cercanía de nuestro satélite al perigeo (punto mas cercano a la tierra de su órbita y por eso se ve mas grande). En este caso hablamos de casi un 12% más grande de lo habitual. Esta diferencia a simple vista no se nota, pero para los que nos encanta observar la luna es un hecho especial.

Esta segunda luna llena de la primavera es conocida como luna rosa en la cultura popular y normalmente hace referencia a algún fenómeno típico del mes en el que sucede y suelen ser los que usaban  algunas tribus amerindias, nativas de América del Norte. En este caso hace referencia al momento del año en que florece el phlox musgoso que tiene ese color rosaceo y es la flor típica de Norteamérica que está entre las primeras flores de la primavera.

Desafortunadamente la observación de la luna tiene un problema añadido que es la climatología. Cuando no llueve, está nublado y cuando no hay calima, así que es bastante complicado conseguir una fotografía de la luna llena en una ubicación determinada, pero en este caso, casi, casi lo conseguí.

La superluna llena tuvo lugar a las 05:31 horas del 27 de abril y desde las 06:45 ya estaba en la ubicación esperando ver la puesta en su máximo esplendor y en un punto que llevo años persiguiendo. No os cuento mas y os dejo las fotos.

A %d blogueros les gusta esto: