Publicado en Cuaderno de viaje

Semana Santa 2017 en Antequera

No soy muy ducha en esto de las procesiones de Semana Santa, pero coincidiendo con un viaje que tenía previsto a el Caminito del Rey decidí que el punto de partida sería Antequera y que gran acierto. La primera sorpresa me la llevé el miércoles al llegar a Antequera y ver a una multitud de gente congregada en la Alameda de Andalucía, donde se ubica el Cuartel de la Guardia Civil, esperando el desfile de los legionarios de el Tercio Gran Capitán 1º de la Legión de Melilla para realizar el ya tradicional traslado de la imagen del Señor del Mayor Dolor por las calles más cercanas a la iglesia de San Sebastián. El cortejo llegó hasta el Coso Viejo de Antequera, donde se produjo uno de los momentos más emocionantes del mediodía del Miércoles Santo, ante la atenta mirada de miles de devotos agolpados en esta parte del casco histórico de la ciudad, se pudo oír el himno de la Legión.

Bajo un manto de pétalos, el Señor del Mayor Dolor regresó a su templo para permanecer allí hasta su salida procesional de la noche, que tuvo lugar a eso de las nueve y media. El trono del Cristo de esta cofradía estrenó el dorado en oro blanco de la canastilla inferior y de la superior trasera, trabajos del antequerano Miguel Ángel Bueno Valenzuela.

Acompañando al Señor, como siempre, la Virgen del Mayor Dolor. Una imagen que lució en su trono el nuevo plateado, así como la restauración de los 60 tubos de los varales del palio, una obra de los talleres Gradit de Lucena. Además, estrenó cuatro ánforas en metal entallado y cincelado a mano con baño de plata de ley, resaltar la figura del campanillero de lujo para acompañar a la Virgen con un traje en terciopelo de color negro con bordados de gusanillo en oro metálico de procedencia oriental.

En la Semana Santa de Antequera los pasos son portados al hombro – a diferencia de los costaleros- por los hermanacos, caracterizados por su indumentaria y por el uso de “horquillas” para sostener el trono cuando está parado.

El Viernes Santo es uno de los días más importantes en la Semana Santa de Antequera, en el que prevalece de antaño un cierta “rivalidad” entre las dos cofradías que realizan su desfile procesional por la tarde: la de Abajo y la de Arriba, como popularmente se les conoce, debido a la ubicación de sus templos-sede: uno en una cuesta “más arriba” que la del otro y es un dato curioso ya que vayas por la calle que vayas te encuentras con los pasos de las diferentes cofradías y todo el centro de Antequera es una procesión.

Semana Santa Antequera Al frente de ellos va el Hermano Mayor de Insignia que, situándose delante del paso, guía a los hermanacos durante el recorrido de la procesión.

El campanillero de lujo en esta ocasión corre a cargo de un niño o niña de no más de ocho años, perteneciente habitualmente a una familia de la cofradía, que luce una túnica de terciopelo bordada en hilo de oro con larga cola. Los campanilleros van junto al Hermano Mayor y su misión es tocar unas campanitas avisando de que el trono va a comenzar a andar o de que ya lo está haciendo.

Por último y como dato curioso  cuando acaba la procesión un momento que no hay que perderse es “correr la vega”, que consiste en subir corriendo los tronos de algunas cofradías por las empinadas cuestas que, al final del recorrido procesional, llevan a los templos-sede. Al parecer, el sentido tradicional de esta costumbre era el de bendecir, desde los cerros de la ciudad, las fértiles vegas que en su día fueron la primera fuente de riqueza de la población.

Autor:

Fotógrafo profesional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s