Publicado en Cuaderno de viaje

Valle del Jerte, cerezos en flor y cascadas

Con la llegada de la primavera el Valle del Jerte explota en toda su belleza. Los ríos y cascadas se llenan de agua y los valles se visten de color blanco con el tímido asomar de los verdes. Todo un espectáculo para la vista. Y como no podía ser menos allí que estuvimos para ser testigos de este espectáculo.

Este año debido al frío y la lluvia la floración ha sido un poco tardía, pero lo ha compensado con el espectáculo de sus ríos.

Iniciamos recorrido entrando por Valdastillas y subiendo por su valle hacia la Cascada del Caozo, en la Garganta Bonal. Primera parada de nuestra ruta. Esta es una de las más bellas y altas con sus más de 30 metros de caída sobre una pared de granito.  Se llega en coche hasta el pie de la misma y se va subiendo unos 100 metros entre el sonido del agua. Como recomendación sugiero ir a primerísima hora pues el aparcamiento es pequeño, se llena enseguida y además la luz es mejor. Aquí también podemos llegar  desde Piornal donde nos encontramos el primer mirador del valle.  Bajamos a la Cascada del Caozo y el valle hasta Navaconcenjo disfrutando de los primeros cerezos en flor.

Cerca del mediodía haremos una parada para reponer fuerzas en Navaconcejo. Este bonito pueblo tiene muchos sitios para comer o tomar un aperitivo, pero yo me permito recomendaros la Brasería Las Nogaledas. Se trata de un pequeño restaurante en la misma orilla del rio Jerte de camino a las Cascadas de Las Nogaledas y es ideal para llegar, dejar el coche y tomar un respiro antes de ir a las cascadas. Como este año ha sido de muchas lluvias nos vamos a encontrar parajes de frondosa vegetación con chopos, alisos y fresnos a orillas de la garganta, así como un paisaje espectacular del valle con sus cerezos en flor. Es una ruta de 4km en la que nos encontramos 5 cascadas, 4 más o menos seguidas y la quinta tras atravesar la pista forestal y con una pendiente bastante más difícil que la que nos ha traído hasta aquí. Pero no preocuparse es un recorrido que se hace fácil disfrutando del paisaje.

Y de atardecida vuelta por Tornavacas para pasar por Cabezuela del Valle, Jerte y Tornavacas y disfrutar de una vista del valle desde el mirador de Tornavacas.

Si nos quedan ganas, de vuelta a Madrid, nada mejor que un alto en Barco de Avila para hacer el atardecer y sus reflejos en el Tormes.

Con esto terminamos nuestra excursión de un día por el Valle del Jerte. Muchas cosas que ver y muy poco tiempo, así que la próxima vez le dedicaremos como poco un fin de semana para poder disfrutarlo.

Autor:

Fotógrafo profesional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s