Publicado en Cuaderno de viaje

Roblelacasa, Cascadas del Aljibe, Matallana

Saliendo desde Roblelacasa parte un camino de dificultad media-alta que transcurre entre jaras y robledales y que nos lleva a las Cascadas del Aljibe y si quedan ganas a Matallana.

En  Roblelacasa se puede dejar el coche al lado de la pequeña Iglesia que encotramos al llegar. Por un callejón que hace esquina con la calle de la Fuente salimos directamente a un prado y tomamos una senda que allí nace. A unos cien metros nos encontramos con una una valla metálica, que se puede franquear, y luego cerrar, al existir servidumbre de paso. Inmediatamente llegamos a una pista de tierra y siguiendo las balizas blancas y amarillas a un cartel que es el punto donde se produce una bifurcación hacia las Cascadas del Aljibe y Matallana.

 

Para ir a las cascadas se coge el camino que sale a la izquierda y a eso 1 km mas o menos empieza una bajada a la derecha que llega justo a las Cascadas del Aljibe. Estas cascadas se forman por el Arroyo del Soto cuando desemboca en el río Jarama. La vista desde este lado del arroyo es muy buena, pero hay un pequeño puente hecho con un par de troncos y madera, que aunque parezca endeble se puede cruzar y la vista desde el lado izquierdo es impresionante y si el tiempo lo permite un pequeño chapuzón no viene nada mal. Este lugar es ideal para hacer una alto en el camino antes de continuar hacia Matallana.

Después de habernos refrescado en las Cascadas del Aljibe volvemos al punto en que nos desviamos y tomamos el camino a la derecha hacia Matallana. Tras una buena bajada llegamos al Puente de Matallana. El puente nuevo está construído encima del antiguo que cruzaba el río y hacia la derecha como a unos 700 metros se encuentra Matallana, siempre siguiendo las marcas blancas y amarillas que lo señalizan.

Matallana es una aldea del antiguo Concejo de El Vado, hoy perteneciente al municipio de Campillo de Ranas y forma un ejemplo típico de la arquitectura negra de Guadalajara.

 Históricamente hablando, Matallana es otra de esas localidades que se vió afectada por la construcción de la Presa el Vado y posteriormente fue expropiada junto con La Vereda y La Vihuela por el ICONA para su destrucción y posterior reforestación del territorio. Esta villa junto con las otras quedaron sin comunicación y  sin servicios. Con el paso de los años diversos grupos se han asentado aquí intentando recuperarlas.

La ruta en total, sin incluir Matallana, son unos 7 km más o menos entre ida y vuelta, no presente gran dificultad si quitamos que a la vuelta hay que subir y no hay casi sombras por lo que resulta un poco más cansada. Si se añade el desvío a Matallana, sería de unos 8,5 km, más o menos. Mi recomendación es hacerla a primera hora de la mañana, en total no toma mas de 3-4 horas a un paso medio y llevar mucha agua, protección solar, bastón, gorra y muchas ganas de pasarlo bien.

Autor:

Fotógrafo profesional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s