Publicado en Cuaderno de viaje

Hoces del Río Duratón

A poca mas de hora y media de Madrid, al noroeste de Segovia y muy cerca de Sepúlveda se encuentra el Parque Natural de las Hoces del Río Duratón.

 Se trata de un paraje protegido que comprende el entorno de las hoces que este río tiene en su tramo medio y se ha encajado en un profundo cañón que, en algunos lugares alcanza más de 100 metros de desnivel. Al interés y belleza del paisaje hay que añadir la gran riqueza arqueológica e histórica que encierra en su interior esta garganta. En los altos farallones rocosos anidan parejas de buitres leonados, acompañadas de un buen número de alimoches, águilas reales y halcones peregrinos.

En el corazón del Parque Natural del las Hoces del Rio Duratón, sobre uno de los meandros que forman las hoces se situa la Ermita de San Frutosconstrucción románica del siglo XII, que son los restos de un antiguo conjunto monástico. La fundación se atribuye a San Frutos  y sus dos hermanos, San Valentín y Santa Engracia, que eligieron el lugar para dedicarse a la vida contemplativa. Posteriormente se completó el complejo con un monasterio y un cementerio.

Se accede al complejo religioso mediante un pequeño puente de piedra que salva una grieta, La Cuchillada. Entre la grieta y la ermita están los restos de un monasterio benedictino. Un poco más adelante se encuentra la ermita y al pie de su ábside se conservan varias tumbas antropomórficas datadas en la Alta Edad Media.

Entre el complejo religioso y el borde del acantilado se ubica un cementerio y a su lado, en una pequeña construcción, se encuentran las tumbas que la tradición adjudica al santo y sus dos hermanos, ahora vacías. Al lado izquierdo de La Cuchillada quedan los restos de una primitiva escalera tallada en la roca para bajar al fondo del cañón.

A la entrada del complejo hay una cruz de hierro sobre un pedestal de piedra en el que figuran las siete llaves de Sepúlveda. Esta cruz fue levantada en 1900 para conmemorar la gran peregrinación que se realizó ese año auspiciada por el obispo de Segovia Quesada.

Otra parte importante dentro del parque es  El convento de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz del Río Duratón. Se llega a el a través de un camino en bastante mal estado, pero merece la pena. Se trata de  un conjunto monasterial, actualmente en ruinas, ubicado en el fondo la hoz de Los Ángeles en el cañón de las Hoces del Río. En una de las paredes del cañón se encuentra uno de los dormideros de buitres mas importantes de la zona y una cueva con grabados de la Edad del Bronce.

Autor:

Fotógrafo profesional

2 comentarios sobre “Hoces del Río Duratón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s